¿Quieres cambiar tu vida? Cambia tu vibración

Vibración en la física cuántica significa que todo es energía. Somos seres vibracionales. Cada vibración equivale a un sentimiento y en el mundo “vibracional”, existen sólo dos especies de vibraciones, la positiva [+] y la negativa [-].  Consciente o incoscientemente en cada momento, emitimos esas vibraciones y tienen un resultado físico no sólo en nuestro cuerpo sino en el entorno. Analizar nuestros actos nos puede llevar a una vida con más armonía y en sintonía con nuestros deseos.

Los pensamientos

Todo pensamiento que poseemos en nuestra mente emite una frecuencia al Universo y esa frecuencia vuelve al origen, que en este caso, eres tu mismo. Entonces, si tienes pensamientos negativos: ya sea de desánimo, tristeza, rabia, miedo, etc. debes estar alerta de que todo eso va a volver a ti, de alguna u otra forma. Por eso es tan importante que cuidemos la calidad y cantidad de nuestros pensamientos. Debemos aprender a cultivar pensamientos más positivos.

Tú círculo cercano

Las personas que te rodean influencian directamente en tu frecuencia vibracional. Si te rodeas de personas alegres y determinadas, tu también entrarás en esa vibración, del mismo modo que cuando estas cerca de personas que se quejan, son pesimistas y andan de mal humor estarán disminuyendo tu frecuencia.

Lo que ves

Cuando nos la pasamos viendo programas que abordan desgracias, muertes, traiciones, etc. nuestro cerebro acepta aquello como una realidad y libera toda una química en nuestro cuerpo que hace que nuestra frecuencia vibracional se vea afectada. Así que es el momento de empezar a ver cosas que te hagan bien y te ayuden a vibrar en una frecuencia más elevada.

La limpieza

Ya sea en casa o en el trabajo, si pasamos gran parte del tiempo en un ambiente desorganizado, que está sucio, desagradable a la vista, etc. esto también afectará nuestra
frecuencia. Mejora lo que está a tu alrededor, organiza y limpia tu ambiente. Muéstrale al Universo que eres capaz de recibir mucho más de él. ¡Cuida de lo que ya tienes!.



Lo que dices

Si eres de los que reclama por todo, habla mal de las cosas y de las personas, hablas muchas veces sin pensar, etc. todo eso afecta tu frecuencia vibracional. Para mantener una alta frecuencia es fundamental que eliminemos el hábito de reclamar y de hablar mal de los demás. Entonces evitemos a toda costa hacer dramas y victimizarse. ¡Asumamos la responsabilidad por las elecciones en nuestra vida!

La Gratitud

La gratitud afecta positivamente nuestra frecuencia vibracional, este es un hábito que todos debemos incorporar ahora mismo en nuestras vidas.  Agradecer por todo, por las cosas buenas y malas, por todas las experiencias que has vivido. La gratitud abre las puertas para que las cosas buenas fluyan positivamente en tu vida.