fbpx
Axel Zamudio

Mi hijo es gay ¡Qué hago!

Mi hijo es gay ¡Qué hago!



Cuando un papá o una mamá enfrenta una situación que supera su capacidad de respuesta o vive un estrés prolongado, puede sentirse agobiado. A esto se suma el miedo de que su hijo sea excluido, discriminado y víctima de bullying. Es entonces cuando muchos padres experimentan remordimiento y sentimientos de culpa o de vergüenza.

LA ACEPTACIÓN DE LA FAMILIA ES CLAVE PARA DISMINUIR EL RIESGO DE ABUSO DE SUSTANCIAS PSICOACTIVAS, DE DEPRESIÓN Y DE SUICIDIO”.

Deja de pelear con la realidad que no es como tú quieres

Renuncia a tus ilusiones, las ideas y los sueños que pusiste en tus hijos desde su nacimiento.

Es inevitable que los papás tengan planes y fantasías sobre el futuro de sus hijos y al saber que es LGBT es común que sientan una pérdida respecto de lo que tenían en mente. Lo importante es saber que ese hijo sigue siendo la misma persona de siempre y que con el apoyo de la familia y de sus amigos, podrá tener una vida como la de cualquier otra persona. Ahora, puede que encuentre una pareja y tenga hijos como puede que no. Finalmente esto no depende de ser o no homosexual.

Acepta

Si quieres ayudar a tu hijo  a salir adelante, indiscutiblemente es a través de la propia aceptación de los padres de la condición homosexual. Si tú a un hijo así lo aceptas en su condición homosexual, le estás dando todas las herramientas para enfrentar el rechazo y la no aceptación externa durante toda su vida. Si tú a tu hijo homosexual no lo aceptas sería tanto como mandar a tu hijo a la guerra sin fusil.

También es importante que los padres eviten caer en la trampa de que “esta es una fase de la vida que en poco tiempo superará” o “lo voy a llevar a algún psicólogo para que lo cure”. No es posible cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona ni hay justificación para hacerlo. Tampoco existen terapias médicas para tal fin.

Muchos de esos modelos de ‘curación’ tienen una base religiosa y no un sustento teórico que demuestre que ese cambio puede ser posible. Por el contrario, las investigaciones han comprobado que esas iniciativas son desastrosas para el estado emocional y la salud mental de estas personas

Céntrate en sus cualidades y virtudes, más que en su condición homosexual

Recuerda que el dinero, la raza, orientación, género u origen no definen a las personas. Los padres deben tener presente que sus hijos, como el resto de personas, tienen derecho a desarrollar su propia individualidad y personalidad.

Deja de culpabilizarte

No es tu culpa ni la de nadie, hasta el momento sabemos que es producto de un tema biológico en el ser humano. Uno no elige, solamente es. Nadie es responsable de la orientación sexual ni de la identidad de género de otra persona.

Infórmate de todo lo que necesites saber sobre esto

En caso de necesitarlo, las familias que buscan ayuda psicológica fortalecen su relación porque aprenden a dialogar y a respetar. Encuentran un espacio para hablar libremente de las emociones contradictorias que pueden estar experimentando: vergüenza y orgullo, amor y odio, aceptación y rechazo… En todo caso, nada que signifique que un papá ya no quiere a su hijo.

LOS PADRES NO SON DUEÑOS DE LA VIDA DE SUS HIJOS Y EN LA MEDIDA EN QUE RESPETEN SU INDEPENDENCIA, FOMENTARÁN PERSONAS ESTABLES Y SALUDABLES EMOCIONALMENTE.

Vale la pena que los padres de familia se pregunten cuál es el problema con tener un hijo homosexual o trans ¿quién dice que lo correcto es que sean de una u otra manera? Lo importante es que sean felices como son, sin engaños y que puedan cumplir con su proyecto de vida.

A pesar de que en el mundo hay millones de personas LGBTI, los padres deben saber que como sus hijos no hay dos y que ahí, precisamente, radica el encanto de cada ser humano.

Películas recomendadas: Oraciones por Bobby



About The Author

Contenido compartido con fines meramente informativos y no terapéuticos por colaboradores - redactores de AZ, lo que no representa una postura ni responsabilidad de ésta página.

Leave A Response